martes, 9 de mayo de 2017

¿Existen la derecha y la izquierda todavía?



En los últimos años se ha hecho más clara la identidad esencial entre los gobiernos totalitarios. El viejo sistema de clasificarlos como los extremos de la política derecha e izquierda va perdiendo sentido. 

Por ejemplo, la participación política se ha visto mermado en ambos sistemas: los soviéticos dieron “todo el poder a los soviets” para eliminar la concurrencia de grupos que se oponían a Lenin. En 1933 los nazi de Alemania encarcelaron a sus rivales, tanto los candidatos como mucho de los votantes. El mismo procedimiento ha sido usado en muchos lugares desde entonces en diferentes lugares incluyendo Putin en Rusia, Erdoğan en Turquía y ahora Maduro en Venezuela. Es decir, por medio de variadas tácticas la base electoral es reducida para facilitar la continuación en el poder de un solo personaje.

 Las economías totalitarias se reducen a entidades controladas por el gobierno en el poder. Las cooperativas soviéticas, las corporaciones fascistas (como los de Gustav Krupp) y los “enchufados” de la Quinta República en Venezuela compartan la característica de apoyar y aceptar las políticas del dictador. En todas las tiranías se usurpa o nacionaliza propiedades particulares para el beneficio de quienes detentan el poder.

Finalmente, todos los sistemas totalitarios se apoyan en una fuerza militar y de los sicarios que eliminan o intentan destruir cualquier disidencia. 

A estas alturas deberíamos estar hablando de prácticas democráticas, por ejemplo sistemas parlamentarios, sistemas uni- o bi- camarales de la legislatura, el papel del poder judicial y las diferentes opciones de consulta popular. Tenemos que pensar en la posibilidad de legislación para promover la salud y la educación universales. Es necesario considerar los efectos del calentamiento global y los daños ecológicos.  

Tenemos que ir olvidándonos de las derechas y las izquierdas que ya no significan nada.  

2 comentarios:

Carin Ludeña dijo...

Básicamente de acuerdo: dos cosas
1. Se te olvidó Cuba
2. Por qué la gente sigue necesitando emocional/afectivamente la división derecha-izquierda?

Karenia Cordova dijo...

Las divisiones políticas definitivamente ya no se identifican mas con el lado bueno o malo de la partida, la izquierda se erigió en su supremasismo moral para impedir o bloquear toda tentativa de cuestionamiento a sus prácticas, eso se repite una y otra vez a lo largo de la historia humana, prefiero la honestidad de Emiliano Zapata, yo solo se luchar, hacer revoluciones, no se gobernar... lo mas difícil es justamente gobernar con equidad y equilibrio...
Saludos,

 
Locations of visitors to this page